La clóchina de Carles Salvador

Por Ricardo García Moya

 El mig sigle de la mort de Carles Salvador (en pau estiga y mosatros més) , ha fet plorar sanc als tiracordetes catalaners. U d´estos profesionals del “amb” y el “desenvolupament”, el conegut estiliste Toni Mestre (del diari Levante, clar ), espentava als chiquets pera que dugueren flors al clot y llegiren el llegat lliterari. Pera vórer este asunt, com el valenciá modern que escric dona oix a més de u (el sust. ducte, el pronom heu...), heu faré en espanyol. Hui charrarem, ¡perdó, perdó!, hoy hablaremos del problema que más preocupa a los lingüistas de la AVL: la gastronomía. Será de manera especulativa, per eixemple: ¿menjaven clóchines Joanot Martorell y els seus amigachos? Pareix que no. Els homens sabuts com Simó Santonja apenes diuen res del erótic molusc. Hui, la perolá de clóchines, clochiná, es típic de mosatros, ¿ pero antany...?. Atre ducte es la discrepancia morfológica entre la “clóchina” de CS y la “clòtxina” d´ Ascensió (o AVL, sinécdoque d´una cullerá per tota la pasterá).

 Nacido en Valencia en 1893, CS escribía valenciano correctamente a los 20 años. Muestra de ello es Un negoci com un atre, que obtuvo el “segón prémit” del “Nostre Teatro” (a.1921). Hay que recordar, por lo de “prémit”, que las románicas adquirieron singularidad alterando el latín; la “t” epentética de “prémit” es tan válida para el valenciano como para el catalán lo fue, p.ej., la transformación arbitraria en “v” de la bilabial etimológica de “cambiar” en ”canviar”. La aprobación por el IEC de la “v” sólo buscaba diferenciarse del castellano. En la prosa del CS joven, en 1920, hallamos un caudal léxico alejado del catalán: el adverbio “raere”, la preposición “sinse”, el sustantivo “milacre”, el verbo “sonriurer”, el adjetivo “chiflat”...; es decir, diferencias que los de Ascensión persiguen hoy, al mismo tiempo que repiten el sonsonete: “Mos parleu de lléxic, pero la sintaxis, ¡a la sintaxis!, es la mateixa en catalá y valenciá; per tant, blavers ágrafs, ¡es el mateix idioma!”.

 No exactamente. La sintaxis valenciana es tan similar a la catalana como a la castellana, pero no idéntica. Así, CS escribía: “Hián díes roíns com huí” (Un negoci, 1921, p.11), con aglutinación de pronombre y verbo, pluralización y simplificación sintáctica opuesta a la catalana. En el “Diccionari del idioma valenciá modern” he incluido ejemplos como este: “bar de camareres que hiá en el cantonet...de tantes chavaletes que hián” (Barchino: La barraqueta del Nano, 1921, p.4). Los humanistas valencianizados de la franja tortosino-leridana asimilaron la construcción: “molts hia que reprenen” (Amiguetum: Sinonima... in valentinum, 1502, f. 53);destacándolo Ros: “siendo verbo se dice en valenciano hiá... ejemplos: En el mundo hay mucho que andar: en lo mon hiá molt que anar” (Ros, Carlos: Cartillas valencianas, 1750, p. 22).Hui, ademés, tenim la pleonástica: ne hi ha > nia, nian; p.eix.: “¿Vaoreta, nia clochiná esta esprá en la placha? .- ¡No, Huiso, nian tortilles de creílles!”.

 Los comisarios del PP desprecian morfologías como clóchina, imponiendo el catalán “musclo” o la catalanizada “clòtxina”. El sustantivo “clocha o manto” (Esteve: Liber,1472), parece ser su origen traslaticio, asociándose metafóricamente la gran “clocha negra” a la pequeña “clóchina negra” . El riguroso luto medieval haría frecuente esta prenda: “una clocha negra” (Archiu del Patriarca, Inventari a la mort de Jaume Roig, 1478). En 1921, sin catalanizar, CS escribía en perfecto valenciano: “me te més negre que una clóchina” (Un negoci, p.12). Respecto al consumo del sensual lamelibranquio antes del XIX, es significativo que Bernat Baldoví no lo incluyera en sus delicadas metáforas. Recurre a la lletuga, col, bacora, carchofa, tomata, figa o boca de llobarro; pero no al bivalvo. Tampoco aparece en las descripciones de manjares valencianos.

 A los peperos (pesetes, paelles y pets), les da igual la “clóchina” de CS que la “clòtxina” de Ascensión (¿o huyen del PP por esta catalanización a bragueta abierta?). Hablando de mariscos, la AVL predica que molusco en valenciano es “mol·lusc”.¡Ay, caricatures de Chomsky! ¿En qué fuente bebéis? ¿En qué os basáis para imponernos “mol·lusc”? Asoles teniu una raó: per obedir als sanguangos del Institut d´Estudis Catalans.¡Ay, botafoc Camps! Mos has clavat una retafila de filólecs, els millor pagats del mon, que mengen presupost y escagarrusen catalanismes. Aixina es l´AVLL del Dr. Herr Campskenstein: a cámbit d´una tongá de millons ampomem una arruixá de bonyigaes fabristes. El dicc. de la Real Academia Española recoge molusco en 1884; en catalán, según Corominas, aparece “mol·lusc” en 1864 ; pero antes, en valenciano, ya teníamos “molusc” en 1851 (Escrig:Dicc). De similar grafía, añadiendo o quitando una letra se podría “normalizar” la de cada idioma en la del vecino, tarea bien retribuida que aquí ejecuta la academia catalana del PP.

 Hoy han elevado a la santidad lingüística a CS, aquel que escribía “clóchina” en 1921, pero “clòtxina” en 1932. No sabemos qué vicisitudes le inclinaron a prostituir su lengua al servicio de Cataluña, pero en la Gramàtica publicada años después ofrece versos del catalán Espriu para aprender lengua valenciana (raro,¿no?). En 1921 , CS escribía en buen valenciano: “fa a u tataragüelo” (p.4); en 1932, “fa a un rebesavi”. Marioneta sardanera, sustituía la grafía clásica “Micalet” por el castellanismo catalán “Miquelet” (p.191), engolfándose con la sintaxis anfibológica del IEC.Así, eliminaba preposición en acusativo: “homes assassinaren les dones”(Salvador, Carles: Gram.ed, hereus de Pompeu Fabra, p.141). La veritat es que´m cluix parlar de CS, pero la mondongá que deixá en Benasal y Ayelo de Malferit, ahon fea de mestre, encara rosega el ficasi a més de u. La labor nefasta de CS ha sido continuada por el PP y los Inmersiomans de turno (calcaets tots, del Siprianet a Font de Mora, ¿o es atre hui?), y millonarios de la AVL como Artur Avui, que acepta poemas de CS como si fueran escritos en valenciano: “mentre un gos rondinaire, lladruc, estrelles, curulls ...” (AA: Hist. Llit. Oronella,254). ¡Ay, saturnino AA!, Sabes de sobra que al “estrella” catalán corresponde “estrela” en valenciano; “curull” catalán, “caramull” valenciano; “lladruc” catalán, “lladrit” valenciano.

 Acomplejados, huimos de cualquier palabra homógrafa a otra española, aunque sea más antigua la valenciana. En 1921, CS usaba reviurer, reviscolar y revivar. De esté decía Corominas, al que traduzco: “revivar...els valencians insistixen en mantíndrer eixa forma sinse adherirse, y guardemnos de criticaro, al revifar del catalá” ( DECLLC, 9, p.322 ). Por desgracia, hasta en la prosa de recios valencianistas se cuelan indeseables inventos catalanes del 1900, como “revifalla” (Valencianisme en el temps, Oronella, 238) Astó s´acabat, com diuen en Benimagrell; y com día CS : estic més negre que una clóchina ¡Que en pau estiga y mosatros més!.

Artículo publicado incompleto en "Valéncia Huí" 29-11-2006

INDICE

http://rgm.idiomavalencia.com