Esteban González Pons: ¿calbo o calb?

Por Ricardo García Moya

Jurista e internauta de incues­tionable prestigio familiar, alarde­as en prensa de tu amor a la len­gua. No sé, ¿aludes, quizá, a la de ternera guisada; la de porc en pebreretes; yacaré a la barbacoa...? Hasta la fecha actúas como sátrapa de Carod, prohibiendo junto a Camps el idioma valenciano con el agravante de tartufísmo discursi­vo, sin alterar un acento de la jer­ga impuesta por Cataluña. El otro día, en la Vuelta a España , un pe­riodista de TVE (¿ha estudiado en textos aprobados por vosotros?) nos hería al pronunciar Comuni­dad "Valanciana" (sic). Hasta Sanchis Guarner sabía que "la palabra Valencia se pronuncia con e cerra­da" (Gramática, p.73); no obstan­te, al ser colaboracionista escribía "València", como ordenaba Barce­lona ¿Seria demanarte molt, intermauletet Pons, que mos tomares a mosatros -encara que fora en la web de la Generalitat- la dignitat del topónim Valencia pera que s'escriguera y pronunciara en 'e´ tancá, com feen nostres antepasats desde l'Edat Mija dasta l´aplegá del fascísme catalaner?
Amigo Pons, toda voz valenciana que altere la imposición del catalán es torturada por vuestros comisa­rios. A los niños les mienten, por ejemplo, al decirles que se escribe "calb en valencia culte i per purisme". Eso de purismo, ¿qué es?, ¿se fumaba Pompeu un habano cuan­do decidió esta norma? En lo Reyne es diu y escriu calbo en valenciá cult, y aixina ha segut sempre. Las romances hispánicas poseían abundante concordancia morfoló­gica, de ahí que sea 'calbo' en va­lenciano, calvo en castellano y 'calb' en catalán. Por coherencia con el dogma etimológico, los que se autoproclaman puristas del IEC deberían haber adoptado la labio-dental del étimo 'calvus', pero no lo hicieron ¿norma de quita y pon? ¿ley del embudo? En el pasado sí hubo latinistas que escribían "lo calvo" (Thesaurus, Valencia, 1575), pero la bilabial se impuso en clásicos: "ta testa calba" (Roig: Espill, 1460), manieristas y barro­cos: "y era calbo" (Dietari de Porcar, 1608), "lo de calbo es llegirá" (Clavero: Sacro Nov. S. Juan de Mata,1669). Hoy, el valencianismo tántrico ha olvidado la morfología valenciana "calbo", capando la o final clásica y analógica con la de otros adjetivos (valenciano: cego, coixo, calbo...; catalán: cec, coix, calb...)
El vocablo adquirió mediante sufijación un matiz despectivo en "calbot", sustantivado y sinónimo del castellano cogotazo y catalán "clatellada". Hay quien apunta otra procedencia a "calbot", inclu­so sugieren mozarabismo (Corominas). Todo parece más sencillo si incluimos la voz entre las nacidas por el uso y manipulación del idio­ma valenciano a través de los si­glos. La creación de léxico de mor­femas flexivos y su encadenamien­to era un recurso retórico a nivel coloquial y culto, fuera con deriva­das de calvo o del verbo querer: "...quiera querer poder / queriéndo­os yo más a mi / el no quiero no que­rer". Estos artificios de Salvador de Aldana (h.1580) fueron imita­dos más o menos disimuladamente por poetas valencianos hasta el siglo XX ("vullc, com si no vullc / que sí que vullc..."). En 1669, el carmelita Eliseo Armengol (sinse relació en el millonari colaboracioniste Eliseu Climent) se llevó al convento un salerito de plata, ¡qué tiempos!, como premio por una composición donde incluía "calbo" y "calbot" con valor semántico actual: "...que dirli calbo, es calbot / pegarli a un home de be" (Fiestas a S. Juan de Mata. 1669, p.487) El barroco Armengol quería decir, restituyendo el orden sintáctico: "dirli calbo a un home de be es pegarli calbot".
Ciberespacial Pons, pese a lo que pregonas, el fascismo catalanero sigue esparciendo basura en textos autorizados por vosotros; p.e., que "clatellada" es tan valenciano como "calbot". No sois los prime­ros, la grafía "calbo" comenzó a erosionarse por papanatas que se arrastraban tras los catalanes en el siglo XIX; pero los escritores de­centes mantenían la pureza y, alguno, incluso la etimológica labiodental: "vinga calvot y esclafit" (Roig: Un chuche,1873); "tiránseme damunt docents chics calbotechant" (B.Nic. Primitiu, Ms.420. 1794), "ha pegat cuatre calbóts" (Bernat: El virgo de Visanteta, 1845); "s'endú un calbot" (Boix: Fiestas Can. S. Vicente, 1855, p.427); "peganli dos calbotets" (La nit que venen els musics. Alcoy 1855, p.11). En 1669, junto con arcaísmos hoy caducos, el idioma valenciano del fraile Armengol incluía novedades semánticas y morfológicas que hoy anatemati­zas, intermaulet PPons. Así, "delit" había adquirido el significaba de acto contra la ley, suprimiendo anfibología con "deleit, deleitós", como vemos aquí: "aquell que está penjat / sens delit haver comés" (Armengol, p.487). Es decir, que en 1669 ya teníamos la diferencia entre el delito castellano, "delicte" catalán y "delit" valenciano. Ade­más, entre las preposiciones usua­les en 1669 compartían función las arcaicas "sens" y "ab" con las va­lencianas actuales "sínse" y "en", por ejemplo: "De mollera era pelat / est home, sinse monyet... / calbo, en perdó de vostés" (p.487). Los colaboracionistas diríais "calb, amb perdó".
Armengol escribe "et pararé", no "aturaré" (es decir, el verbo "pa­rar"; no "aturar"); y aplica el ad­verbio "apresa" con simplificación morfológica de sibilantes sonora y sorda: "Bo va... llansem lo am / puix apresa..." (p.487). Por cierto, la grafía "am" de anzuelo, sin h etimológica, era la valenciana: "lo peix...en l´am" (Ferrer, S. Vicent: Sermons, c.1400), y así fue hasta Fullana "am: anzuelo" (Voc.1921); luego vendrían los lamentables Carlitos Salvador, Guarner y Fuster, que añadirían "h" por sumi­sión a Barcelona. La poesía de Ar­mengol compitió con otras en 1669, entre ellas la célebre de Clavero de Falces donde se burlaba de fray Josef Carbó. Irónicamente y en "lengua valenciana" (p.484), le di­ce que esté atento, pues con "mu­dar / una lletra del seu nom, / lo de calbo es llegirá". Estos valencianos del XVII incluían italianismos y castellanismos para enriquecer el idioma, pero lo hacían voluntaria­mente (detalle fundamental, ¡ojo!); y afeaban esta práctica cuando era innecesaria. Así, el juez del certa­men de 1669 censuraba una poesía en valenciano por acabar en verso castellano: "...del teus versos, / que no entens me fas pensar / puix vols que un castellá passe / en conte de valenciá" (p. 514).
En octubre de 2004, la Ad­ministración del PP sólo admite el catalán que impone el IEC y su mascotilla AVLL. Y aquí te quiero ver, tigre del ciberespacio Pons, defendiendo con dos pares de webs lo que alardeas en prensa para en­gañar a toda España. Leí tu comu­nicado cuando estaba en Madrid, y me amargaste el desayuno. Menos mal que, a la media hora, en la Biblioteca Nacional me confortaba fray Eliseo Armengol y sus compo­siciones en lengua valenciana. La que aniquiláis diariamente desde la Generalitat.

Diario de Valencia 3 de octubre de 2004

INDICE

http://rgm.idiomavalencia.com