Jordi Davó y Chuplafiga

Ricardo García Moya

Leyendo tu artículo, politécni­co Jordí Davó (Mercantil del Muelas, 17/10/04), recordé una historia entrañable; pero antes debo decir que eres un 'técnic lingüístic de la Universitat d'Alacant' que, con el catedrático Montoya, catalanizáis hasta el aire. Miembros de Bloc, sois ac­tivísimos colaboracionistas del expansionismo catalán, bien fal­seando textos (como hace Mon­toya con Cavanilles), bien fir­mando manifiestos a favor del catalán o proponiendo a los alumnos el estudio del Avui y la Enciclopedia Catalana, donde hasta Sorolla es catalán. Tras el preámbulo, pasamos al romance que sucedió en el Reino de Va­lencia en 1908, en la villa de Monóver, con este protagonista: "Yo, Canyís, per atre nom Ma­riano Chuplafíga, templat y bon fadrí" (Canyisaes, Monóver, 1908). Tras esta presentación y alguna que otra vivencia, el jo­ven Chuplafíga se enamora de Pascuala Davó, ¿Davó?, sí, Da­vó; y la cosa iba en serio: "per­qué yo a Pascuala la vullc, y ya me ha comprometut" (p. 88). El valenciano de Monóver tenía sus variables, aunque voces co­mo el moderno participio 'comprometut' era común a todo el Reino: 'está comprometut´ (Liern: Telémaco en l´Albufera, 1868, p. 12); `comprometut: comprometido´ (Escrig: Dicc, 1887). Hoy, los politécnicos en­samblan la lengua a martilla­zos, aplastando el 'comprometut' por no encajar en el modelo que impone Cataluña a los blan­dos valencianos.

Chuplafíga quería casarse, y no es que viviera mal de 'fadrí'. Nuestro héroe aprecia "la charreta en els Chimo, Taranyina, Chuano y Panchampla; més la vesita al cafetuchinet ahon pa­ses una esprá de grandola, partieta de sarangollo, botelleta de vi, gots de café, faves bollies y carchofes", Pero entre los ami­gos que rebuznan: "aganche un cul de got y el rosegue com si fora torrat" (p. 62) y la belleza e ingenuidad de Pascuala hay un abismo. La boda es deseada por Chuplafiga, pero la econo­mía le exaspera: "¡Che, estic pasmat! Sa posat hui el mon de una manera que tot son gas­tos" (p. 88); gastos que son considerables al descubrirse el lejano parentesco entre los no­vios. El cura explica a Chupla­fíga el problema: "Pascuala Davó Yáñez es reneta de un tío de sa agüela de vosté" (p. 88), Al final, previo pago revolucio­nario, la boda se celebra. La­mentablemente, falta informa­ción sobre la verdadera identi­dad de ambos, ¿verdad, Jordi Davó? La historia se publicó en el diario El Pueblo de Monóver en 1908, con un texto diáfano en apariencia, pero criptográfi­co en contenido El mismo ape­llido Davó, por ejemplo, estaba más extendido por Crevillent que en Monóver, y el inten­cionado embarullamiento de nombres, apellidos y motes añadía un plus de morbosidad a la lectura, "perque estes co­ses son molt delicaes" (p. 88).

Del virtual matrimonio po­dría haber nacido un Chuplafíga Davó, nombre que hoy se convertiría en Xuclafiga por politécnicos como tú, Jordi Davó, amparados por Apocalipsis Camps y la academia Ascen­sión. El verbo valenciano 'chuplar' estaba implantado en el Reino a principios del XVIII, como demuestra su uso en pie­zas destinadas al público valencianohablante de teatros, ferias y mercados, aunque su gestación se remontara al Renaci­miento. Corominas recoge un ejemplo valenciano de 'chuplar' en el 1500, pero será a partir del 1700 cuando se im­ponga desde Monóver a Morella: 'y chupla el greix' (Bib. Se­rrano Morales, Ms. 6563, any 1745, f. 169); 'es chuplarán els dits' (Coloqui de Pepo Canelles, c. 1780); 'y com se chupla el dít' (Bib. Nic. Prim. Coloqui de la Mosa de Peyró, 1795); 'sempre tragant y chuplant´ (Colo­qui de Rafelo de Picassent, 1813); 'chuplar el dit' (Bernat: Un ensayo fet en regla, 1845); 'els dits te vas a chuplar' (Santapola: Coloqui de Goriet, c. 1850); 'está chuplant´ (Liern: El Mesies en Patraix, 1872); 'chupla   llanties'   (Arnal: L´agüelo del Colomet, 1877); 'es chuplará els dits' (Colom, J.: El sant del agüelo, 1882, 15); 'un chuplit gran' (Barber: De Valencia al Grau, 1889); `chuplarme el dit' (Campos, Josep: El gallet de Favareta. 1892); '¿Has vist, chuplasiris?' (Peris: Nelo Bacora, 1918); 'chuplar' (Fullana: Voc. 1921), `chuplar, chuplit' (Torán Nava­rro, J: Voc. GAV 1983).

Antes de la irrupción del fas­cismo expansionista catalán, en el dialecto valenciano de Monover escribían: 'y poc menos que chuplá' (Canyisaes, Monóver, 1907, p. 46). Los amigos de Chuplafiga se sentían valencianos, no catalanes. Ninguno se apoda­ba Xuclafíga, pues el xucla no existía en valenciano. Hay un personaje de Monóver que re­gresa de Oran y, al preguntarle Chuplafíga qué hacía en la ciu­dad africana, responde: `fent comedies.,, y peses valencianes' (p. 86).

Efectivamente, en Argelia re­sidían gran cantidad de valen­cianos de Monóver, La Nucía, Muchamel, Elig..., que añora­ban su 'Reino de Valencia' (p. 40), siendo un hecho documen­tado que la sociedad valenciana en Argelia, hacia el año 1900, seguía hablando el idioma pro­pio.

En 1910, al celebrarse la feria de Monóver, Chuplafiga observa la afluencia de forasteros y ra­zona: "ha pensat que lo mes convenien será escríure este artícul en castellá" (p. 153), No hay que olvidar que, en ficción literaria, Chuplafiga es columnista semanal en el diario El Pueblo, y que muchos visitantes son castellanos, "y mols d´ells poden no entendre el valensiá" (p.153).

Hoy, Jordi Davó, os pagan para que nos catalanicéis. Así, la Universitat d'Alacant y tú mismo imponéis ejercicios en catalán sobre `La variació lin­güística', y de paso orientáis el voto estudiantil en tono culto y dialogante: "Xe, fotem fora estos borinots. Que se'n vagen a fer la ma!... Son més lletjos que pegar-li a un pare. Heu de creure'm si us dic que ha arribat l´hora de un canvi en el Govern!... necessiten passar un temps en l´oposició. Han dut a terme polítiques molt conser­vadores i…" (Univ, Alacant). Al equipo de Apocalipsis Camps e Intermaulet González Pons aplaude que hayáis enviado a Aznar `a fer la ma' a cargo del presupuesto. Jamás ningún inspector se atreverá a decir ni mu a las manipulaciones que hacéis los del Bloc en la Uni­versidad. El sonriente Camps sabe que ya tiene la 'pastera' asegurada hasta que se le caiga la chorra de viejo, de ahí su alegría en apoyar el Apocalip­sis del idioma valenciano,

Al Chuplafiga Davó de 1910 li agradava 'que'1 dotor parlara en valencia´ (p, 142); y es quedava en bamba davant d'una chiqueta castellana en Monóver: 'una sevillaneta de sis anys que parla el valencia' (p. 143). Llástima que Jordi Davó patixca la perdua de la valencianitat dels Chuplafiga Davó; y es que els peperos d'Apocalipsis Camps asoles amparen catalaners chuplapresuposts, especialistes en fermos la ma.

Diario de Valencia 31 de octubre de 2004

INDICE

http://rgm.idiomavalencia.com