La Selectividad de Piuporc

Ricardo García Moya

No sé quiénes elaboran el contenido de los exámenes de falso valenciano de las Prue­bas de Acceso a la Universi­dad, pero en lugar de cerebro deben tener una pilila de cer­do, por lo retorcidos que son (de allí lo de Piuporc). Dado que dicho miembro es de gran longitud, afilado y en espiral, para el comentario de texto en valenciano se ha extendido hasta Barcelona, ¡nyas, coca!, seleccionando unas estupide­ces en catalán del barcelonés Joan Martínez Alier, de la Universitat Autónoma de Bar­celona. ¿Lo ven?, ¿lo captan?, ¿perciben la sutileza del colec­tivo Piuporc? Podían haber escogido un panfleto de aquí, como el de junio, donde el ratat activiste Pitarch incitaba a la rebelión contra España: "que con sus botas, espadas y enarbolando la cruz, impusie­ron el español a los valencia­nos"; pero Piuporc es desa­fiante y cruel; hay que rema­tar al herido. Puiporc olfatea que hay que dar caña ahora -tras el triunfo electoral de un veterano Inmersiomán-, pues los políticos del PP fingen de­fender la lengua valenciana, pero Piuporc los conoce y sabe que cuanto más ataque al idio­ma valenciano y al español, más subvenciones, carantoñas y privilegios les concederá la Generalidad valenciana.

El turista seleccionado por Piuporc como paradigma lite­rario no es filólogo o escritor, sino un economista cuyo ma­yor éxito ha sido su campaña contra el PP en lo de la guerra de Irak. De ahí que el examen -además de imponer el catalán, desprestigie al Gobierno de España, asociando subliminalmente la figura de Aznar con Hitler y Franco. El examen es, suavizando el símil, una bonyigá de Piuporc contra el pueblo valenciano que -manso como un juanlerma-, responderá con terribles mascletaes y fartant chulles, de renyoná en allioli. Por lo visto -con el sueldazo de presi asegurado hasta que-la diñe-, el sonriente Camps ha concedido a Piuporc licencia para matar lo que queda de la personalidad valenciana en estos primeros años de su gobierno, aunque se burle del PP. En las Pruebas de Acceso, Septiembre 2003, Piuporc exige a los alumnos que anali­cen la frase: "Fraga, fundador i president del PP, era ministre de Franco", aunque callan lo del fascismo catalanero de Joan Fuster y sus compis pis­toleros de los años 40. Res­pecto al idioma, ¡Deu mos guart!, Piuporc escupe en la Prueba de Acceso bazofias como: "aquest cop no pas". ¿Te parece valenciana, presi Camps, la partícula negativa "pas", el demostrativo "aquest" y el sustantivo "cop"? ¿Te gusta,eh? ¿Has besado en los morros a Piuporc por afian­zar tu labor de Inmersiomán?

Entre las perlas del examen figura "envaír", donde com­probamos que la elisión de la "d" intervocálica es recomen­dable cuando la impone Cata­luña. Del latín "invadere", ya en el Medievo adoptó el idio­ma valenciano los derivados "invadir, invasio, invadit...; que actualmente arrastran el sambenito de parecerse a los del español (¡vade retro!), mo­tivo por el que el fascismo expansionista catalán nos impo­ne envaït, envaeïxo, envaïment y demás basura condal. Hay que advertir que la co­rrupción "envaïr, embaïr" también fue castellana medie­val; aunque en valenciano -como recoge Corominas-, en lugar de "envair, envaïment, siempre se ha preferido inva­dir, invasio, forma que ya usaba Sant Vicent Ferrer". Si el infinitivo culto "invadir" (de "invadere"), arrinconó en valenciano al pingajo "en­vair"; entonces, ¿por qué Piuporc trae la basura "envaïr" de Cataluña? Lo cuenta Coro­minas: "envair, la gent de L´Avenç s'ha fet un esforç per tornar-la a posar en vigor" (DECLLC). Los fundadores de "L'Avenç" -pioneros del na­zismo en España-, se procla­maron arios catalanes ("Us ensenyo el Superhome... el ciutadá francfortés és el catalá d'Alemanya...") e intentaron alejar el catalán de la lengua de los africanos españoles; de ahí el interés de los Piuporc en introducir "envaïr", "dues", "cop", etc.

Piuporc mete en el examen el posesivo "meva", corrupción catalana posterior al cultismo valenciano "meua" (es distin­to "eixirse en la seua", en va­lenciano; que el catalán "sortir-se amb la seva"). La Gene­ralidad, que dilapida millones para catalanizarnos, ejerce de atenta mamporrera de Puiporc para que este inocule en el examen todo tipo de arcaís­mos, locuciones adverbiales, adjetivos, morfologías verbales,ctc., que ordena el Institut d'Estudis Catalans: mica, tot plegat, abraçada, fos, seva, castig, dues, mentida, haver-hi, altre, feble, suport, etc. Los intoxicados por Imnersiomán pensarán que "castig", por ejemplo, es vocablo culto y lite­rario usado desde el Medievo, cuando sólo es otra mariconsonada del IEC y su mascota, la Generalidad de Camps. En idioma valenciano era y es "castic".

El malvado Corominas, tra­ducido al valenciano, decía: "en la Edat Mija pareix general 1'acentuació castíc (no cástig) com proven les rimes en Jaume Roig, en el Canc. Satiric valenciá, etc.". Efectivamente, el sustantivo ahora perseguido por Piuporc lo hallamos en los versos de Roig: "castich" (Espill, 1460); en la prosa novelesca de Joanot Martorell: "digna pena e castich" (Tirant, 1490); en la lexicográfica renacentista: "sufrir lo castic" (Pou: Thesaurus, Valencia,1575); en la solemne o institucional del Secretari de la Generalitat del Reyne, el cavaller de Nules March Antoni Orti: "un gran castic ve sobre Valencia" (Seg. Cent. S.Vicent, 1656, p.132); y, como era de esperar, en la literatura   sainetesca del genial Escalante: "es un castic verdader" (A la vora de un sequiol, 1870), así como en Fullana: "castic" (Voc.1921) y en el diccionario de la Real Academia: "castic" (DRACV, 1997) Hasta el colaboracionis­ta Sanchis Guarner -quizá bajo los efectos de un cafenet en llet-, reconocía que "castic millor que cástig" (Guarner: Notas a la resenya de Giner, 1950) La voz catala­na "cástig" no existe en valen­ciano, usándose sólo "castíc" en el Reino de Valencia (Corominas: DECLLC). El lexicó­grafo catalán apuntaba que esta dualidad léxica "no ha tingut fins ara explicació gaire satisfactoria", ¡como si fueran de un mismo idioma!

Hay, dicen, un Estatuto que respetar; donde se reconoce la lengua valenciana hablada en el Reino, no en el Condado; pero a Piuporc le unta de pelas la Generalidad del PP para que traiga de Cataluña un panfleto en catalán para el ejercicio de idioma valenciano en las Prue­bas de Acceso. Por favor, ¿nos gobierna a los valencianos una secta policíaca-filológica y estalinista? ¿No hay fiscales, garzones o Síndics d'Agravis que ahuyenten a estos asilves­trados?

Ante este examen en cata­lán, escrito por un catalán (cuando por ley debe ser en lengua valenciana), los estu­diantes debieran devolverlo y, cortésmente, argumentar su postura: "Per favor, sinyor Piuporc, fiques en lo cul estes fulles pudentes en cátala, y que li fasen profit y cosquerelles".

Diario de Valencia 28 de septiembre de 2003

INDICE

http://rgm.idiomavalencia.com